Blog

Técnica de cuerda seca en azulejos

Técnica de cuerda seca en azulejos y otras piezas de cerámica

La técnica de cuerda seca en azulejos es una técnica decorativa con la que se puede brindar a diferentes piezas de cerámica un efecto totalmente diferente y especial. Esta técnica es conocida desde el Califato Omeya y se desarrolló plenamente y de forma magistral en Al-Ándalus en el siglo X. Ofrece numerosas opciones creativas con resultados muy llamativos.

Qué es la cuerda seca y para qué sirve en cerámica

La cuerda seca es una técnica artística para embellecer y decorar la cerámica. Se trata de una decoración superficial en la que los colores quedan perfectamente diferenciados con trazos muy marcados y definidos. Estéticamente aparenta estar en relieve, pero se trata de un efecto particular de esta técnica, ya que en realidad los esmaltes quedan totalmente fundidos.

La pintura con cuerda seca es un estilo para ornamentar figuras de cerámica o azulejos que, gracias a una serie de procesos químicos, permite crear pequeñas obras de arte, dependiendo de la habilidad y la imaginación de cada artesano.

Materiales necesarios para la cuerda seca

La técnica de la cuerda seca para cerámica tiene diferentes recetas, que se pueden adaptar a las preferencias de cada artista. Generalmente se suele seguir la siguiente proporción, y a partir de ahí cada persona puede ir realizando modificaciones para experimentar con distintos acabados:

  • Aceite grueso de linaza, un 25 %.
  • Bióxido de manganeso, un 60 %.
  • Frita de fusión, un 15 %.
  • Esmaltes de colores (puedes comprarlos aquí) 👉 Comprar esmaltes cuerda seca
  • Pera para aplicar esmaltes con boquillas de diferentes grosores.
  • Un pincel fino.

También hay quien sustituye parte del bióxido de manganeso por pigmento negro, para darle más intensidad a los tonos oscuros del dibujo.

En qué consiste la técnica de la cuerda seca

La técnica de cuerda seca en azulejos o cerámica consiste en decorar dicho objeto realizando un dibujo con un elemento graso. Este trazo, al estar hecho con un material de aceite, se queda atrapado en las celdas de la arcilla, lo que impide que se mezclen durante la cocción. El procedimiento paso a paso es el siguiente.

  • Se traza o se calca el dibujo sobre la pieza bizcochada. También se puede serigrafiar.
  • Sobre este dibujo se perfilan los bordes con un pincel fino, utilizando la mezcla de bióxido de manganeso con el elemento graso. Esta mezcla actuará como separador de los diferentes colores.
  • El siguiente paso es rellenar el dibujo con los esmaltes y óxidos colorantes que se hayan escogido. Esto se debe hacer con una pera con una aguja fina, de entre 0,3 a 0,7.
  • Si nos salimos del trazo, lo mejor es esperar a que el esmalte se seque antes de raspar cuidadosamente para retirar el exceso.
  • Cuando el dibujo esté coloreado, se puede cocer la pieza a baja temperatura. El elemento graso se carbonizará, y permanecerá el manganeso creando esta característica línea oscura tan particular de la cuerda seca.

Los diseños hechos con la técnica de la cuerda seca son tan ilimitados como la imaginación de cada artesano. Como ves es sencilla, y con la práctica se puede ir mejorando la habilidad hasta conseguir figuras cada vez más complejas. El nivel de dificultad lo pones tú. ¿Te animas a probar?

Deje un comentario