Blog

torno de alfarero

Qué es un torno de alfarero: ventajas de su uso

Cuando pensamos en cerámica y alfarería rápidamente nos viene a la cabeza el tradicional torno, que además forma parte de una de las escenas más famosas de la historia del cine. Pero ¿qué es un torno de alfarero y cómo funciona? Te lo detallamos a continuación.

Qué es un torno de alfarero

El torno de alfarero es la herramienta que se utiliza para la fabricación de vasijas cerámicas. Está formada por una superficie plana y redonda sobre la que se coloca la arcilla, y que se hace girar sobre un eje central entre 30 y 120 revoluciones por minuto. Pueden ser de tracción humana (activándose con un pedal) o eléctrica. A medida que la plataforma gira, el artesano puede tornear o moldear la pieza, levantando la arcilla y dándole la forma deseada.

Para qué sirve y cómo funciona

Cuenta con rueda inferior que transmite el movimiento giratorio a la plataforma. La velocidad es constante y regulable, y gracias a este movimiento, se pueden modelar vasijas perfectas.

Mientras que la fuerza centrífuga impulsa la pasta cerámica o la pella de arcilla, el alfarero la sujeta con sus manos y la va dirigiendo a su antojo. Los accesorios, como los pies, las asas o las bocas, se añaden al final cuando la pieza está menos húmeda.

Para trabajar la arcilla en el torno de alfarero, las manos tienen que estar mojadas en barbotina, una especie de papilla de arcilla y agua. Después, efectuando estiramientos y apretones, se puede modelar y tornear las piezas de formas muy variadas.

Antes de que se extendiese el uso del torno de alfarero eléctrico, había dos modelos diferentes. Por un lado, estaba la torneta, torno lento o torno de mano. Son los más primitivos, ya que se movían con la mano por medio de un manubrio. Esto quiere decir que el artesano solo trabajaba con una mano, o bien hacían falta dos personas. La base o plato gira sobre un pequeño eje vertical, pero sin llegar a generar fuerza centrífuga. Por otra parte, se encuentra el torno rápido, cuya rueda está impulsada con un pedal, un mecanismo mucho más cómodo y práctico.

Origen del torno de alfarero

Ya sabemos qué es un torno de alfarero, pero ¿cuándo se inventó? El origen del torno de alfarero se remonta al antiguo Egipto, unos 3000 años a. C. El primer registro documentado de esta herramienta es un papiro egipcio donde se puede ver al dios Jnum modelando un cuerpo humano junto a su alma. Este dios se encargaba de crear a los faraones y otorgarles su energía vital, y lo hacía con ayuda de un torno. Sin embargo, su uso, según las investigaciones, pudo ser anterior.

Algunos estudios aseguran que podría haber aparecido alrededor del 3500 a. C. en Mesopotamia, y podrían haberse tratado de las primeras ruedas de la historia de la humanidad. Curiosamente, sus primeros usos no estuvieron destinados al transporte, sino que se enfocaron en la alfarería y en la creación de norias para el riego.

Cuáles son las ventajas de usar un torno en cerámica

El torno es una de las herramientas del alfarero más importantes, y además de permitir que el grosor de las vasijas sea homogéneo, también incrementa la producción, ya que se pueden producir piezas en menos tiempo. Pero también tiene otros empleos interesantes. Por ejemplo, puede usarse para la decoración cerámica, manteniendo el pincel en la misma posición para hacer líneas rectas. También es útil para practicar incisiones simétricas o bruñir la pieza durante la rotación.

Ahora que sabes qué es un torno de alfarero y las ventajas que ofrece, solo te falta aprender a utilizarlo para crear tus propias piezas.

Deje un comentario