Blog

Engobe cerámico

Descubre qué nos ofrece el engobe cerámico

El engobe cerámico es un material muy empleado en el mundo de la alfarería, ya que cumple numerosas funciones y ofrece amplias posibilidades decorativas en las piezas. A continuación, explicamos qué son los engobes cerámicos, cómo se preparan y de qué manera se utilizan.

Qué es el engobe

El engobe cerámico es un material con muchas utilidades en el sector de la alfarería, pues se utiliza principalmente para modificar la coloración y tonalidad de las piezas de barro y arcilla. Consiste en una suspensión de partículas de arcilla en agua, para conseguir que el material resultante tenga una capacidad de dilatación similar al de la pieza en la que se va a aplicar.

Así pues, el engobe proviene de la arcilla ablandada en agua, hasta lograr una consistencia similar a la del yogur. Este punto puede variar un poco en función del estado de la superficie en la que se desea aplicar, y del resultado final que se persiga. Por ejemplo, si se desean realizar veladuras sobre la pieza, el engobe tendrá que estar bastante aguado.

Para qué se utiliza la cerámica con engobe

Pero si nos preguntamos qué es el engobe, la respuesta es mucho más amplia que un material para decorar la cerámica, ya que cumple muchas más funciones. El engobe cerámico se puede aplicar sobre la pieza, tanto en crudo como ya cocida, como si fuese un esmalte y se puede emplear con los siguientes objetivos:

  • Como tintura para dar color a las piezas de arcilla de manera sencilla.
  • Para cubrir desperfectos en la base y unificar la superficie.
  • Mejorar la calidad de la pieza.
  • Impermeabilizar la base.
  • Crear diferentes texturas y volúmenes en la superficie de la pieza.
  • Modificar las propiedades en lo que se refiere a dureza, resistencia, cuarteamiento, desconchado, etc.

Materiales necesarios

Para preparar un engobe casero es bastante sencillo, solamente hay que ajustarse a las proporciones como si de una fórmula se tratase.

Engobes con óxidos

  • 80 % de arcilla en polvo.
  • 10 % de óxidos.
  • Entre 10 % y 15 % de material fundente.
  • La cantidad de agua necesaria.

Engobes con pigmentos

  • 75 % a 80 % de arcilla, mucho mejor si es igual o similar a la que se ha utilizado en la pieza que vamos a engobar.
  • 10 % de material fundente.
  • Hasta un 15 % de pigmentos que le den color a la mezcla.
  • La cantidad suficiente de agua para adquirir la textura deseada.

Cómo aplicarlo: Uso de diferentes técnicas

La decoración con engobes se puede hacer mediante diferentes técnicas, aunque las más habituales son el vertido, la pulverización y la inmersión. Esto se puede hacer también utilizando diferentes tipos de herramienta como esponjas, pinceles, brochas o plumas.

La técnica de aplicación elegida depende de si el proceso se realiza sobre la pieza cruda o cocida. Otras técnicas de cerámica con engobe que merece la pena mencionar son el enmascarillado, marmolado jaspeado o el chorreado.

  • Enmascarillado. Solamente se pintan ciertas áreas de la pieza, y las otras se mantienen en su color original. Se suele aplicar con esponja.
  • Chorreado. Consiste en darle la vuelta a la pieza de barro y verter el engobe para generar ese efecto de pintura que gotea.
  • Marmolado jaspeado. Esta técnica combina dos o más engobes de colores y consistencias distintas en una misma pieza.

Como vemos, el engobe cerámico es muy importante en el proceso de creación de nuestras piezas de alfarería y ofrece un sin fin de posibilidades que merece la pena explorar.

Deje un comentario