Blog

Barro y arcilla

Diferencias entre barro y arcilla

¿Cuál es la diferencia entre barro, arcilla o cerámica? Estas son algunas de las preguntas más repetidas entre las personas que quieren iniciarse en el mundo de la alfarería. Muchas personas utilizan la palabra cerámica para referirse al barro, y otras muchas creen que arcilla blanca o roja y cerámica son lo mismo. Vamos a ver en qué se parecen y qué se diferencian todos estos materiales.

Cuáles son las diferencias entre barro y arcilla

Con mucha frecuencia los diferentes terminos llevan a confusión a la gente, y suele ocurrir que se empleen de forma indistinta al referirnos a cualquier pieza de cerámica. Así es habitual oír «una vasija de barro», cuando en realidad nos estamos refiriendo a «una vasija de cerámica». Tampoco es correcto acudir a una tienda de arte o una papelería y pedir un «paquete de cerámica», para una tarea extraescolar de nuestros hijos.

Qué es la arcilla

La arcilla es el material que se obtiene de la descomposición y la erosión posterior de ciertas rocas con alto contenido en feldespato. Cuando se mezcla con agua, se vuelve plástica y moldeable, y al calentarla en un horno de alfarero a temperaturas superiores a los 600 °C, adquiere dureza.

Qué es el barro

El barro es la simple mezcla de tierra de cualquier tipo mezclada con agua. El resultado es una masa que puede contener competentes diferentes según lo que aporte la tierra. A menudo se utiliza el término barro para referirnos a la pasta de arcilla, principalmente por su aspecto y su color.

Qué es la cerámica

La cerámica es el material que se obtiene después de cocer la arcilla en un horno a más de 600 °C. Con el calor se produce un proceso químico que transforma la materia, cambiando su textura y su resistencia. Gracias a unas temperaturas tan elevadas, la misma adquiere dureza y se convierte en cerámica (platos, vasijas…). Es decir que sin la acción del fuego no es posible la cerámica, la pieza se queda en un simple barro.

Tipos de arcillas

Sabiendo cuáles son las diferencias entre barro, arcilla o cerámica, podemos clasificar varios grupos.

  • Arcillas de baja temperatura. Deben cocerse para adquirir la resistencia y la dureza de la cerámica a temperaturas de entre 900 °C y 1050 °C. Son las más indicadas para proyectos domésticos, ya sean piezas decorativas, elementos para algún uso práctico o pequeñas esculturas, porque se pueden cocer en un horno casero. En Díez Ceramic, hemos desarrollado porcelanas de baja temperatura que son las arcillas de la mejor calidad posible.
  • Arcillas de alta temperatura. Por los tipos de materiales que contienen (además del mencionado feldespato), tienen que alcanzar temperaturas más elevadas para conseguir la consistencia de cerámica. Generalmente se tienen que cocer como mínimo a 1200 °C y son las más utilizadas para piezas de gres y objetos para usos industriales o de construcción.

Como vemos, cerámica y barros no tienen nada que ver, y la diferencia entre arcilla y cerámica es que la segunda ha experimentado un proceso químico. Ahora, cuando quieras comprar material para moldear a mano o en un torno, sabrás lo que tienes que pedir, y cuando te dispongas a pintar o esmaltar tu pieza ya seca y cocida, estarás decorando cerámica.

1 Comment

  • marcelo jose nieto

    la informacion sobre la diferencia entre el barro y la arcilla , ha sido una aclaracion bien explicita al ahora reconocer bien la diferencia entre los dos conceptos, gracias por divulgar esta informacion al ahora tener bien claro el concepto del barro y la arcilla.

    4 diciembre, 2021 at 6:08 am

Deje un comentario