Blog

Cómo hacer flores de cerámica fría

Cómo hacer flores de cerámica fría

Las flores son uno de los elementos decorativos más utilizados por su vistosidad, delicadeza y versatilidad. Para crear flores de cerámica y que resulten bonitas y realistas se pueden aplicar distintas técnicas ya sean con molde o con moldeado libre. Te explicamos cómo hacer flores de cerámica fría de forma sencilla para que practiques y encuentres tu técnica perfecta.

Qué son las flores de cerámica fría

¿Cómo decorar la cerámica? Las flores de cerámica son piezas decorativas elaboradas con distintas técnicas que sirven para aplicar en objetos cerámicos como jarrones o de otros tipos, como bisutería o cuadros. También pueden utilizarse sueltas o como parte de un ramo.

Materiales necesarios para crear las flores de cerámica

  • Pasta de cerámica fría.
  • Punzón o buril.
  • Herramientas de modelado como estecas y bolillos.
  • Bisturí de manualidades o tijeras pequeñas.
  • Pinceles o brocha pequeña.
  • Un trozo de escayola con forma redonda.
  • Pigmentos.
  • Barniz.

Pasos

Crea un molde

Para que tus flores de cerámica se vean más realistas, debes crear un sencillo molde partiendo de un trozo de escayola redondeado. Con ayuda de un buril o punzón, marcaremos líneas rectas en forma radial en la escayola. Retira los restos de polvo con ayuda de una brocha o pincel y reserva.

Haz la estructura de la flor

Corta un trozo de cerámica fría del tamaño que quieras dar a tu flor y moldea en forma de lágrima. Con ayuda de un bisturí o tijeras, haz dos cortes en forma de cruz en la parte más ancha de la lágrima, procurando no llegar a la punta. Cada sección será un pétalo. Si quieres más pétalos, haz más cortes con cuidado de que su distribución sea simétrica.

Modela los detalles

Separa con cuidado cada uno de los pétalos y ve modelando a mano. Para redondearlos, usa un bolillo. Tú decides si quieres que la flor esté más abierta o cerrada.

Presiona los pétalos con cuidado sobre la escayola para aportar textura a tu flor.

Decora el centro con estambres y polen. Hazlo moldeando pequeñas bolitas de distintos tamaños o una sola bolita que irá en el centro. Para simular la textura del de la flor, te puedes ayudar de un punzón y dibujar una trama en forma de reja o cuadrícula. Deja secar al menos 24 horas. Las flores de cerámica fría no necesitan cocción.

Pinta tu flor

Puedes pintar la cerámica con pigmentos y esmaltes o comprar la pasta de cerámica fría en los colores que prefieras. Para dar más realismo, te aconsejamos usar distintos tonos y jugar con su aplicación en las nervaduras de la flor, los bordes de los pétalos y el centro de la flor. Ten en cuenta la luz para aplicar los tonos más o menos oscuros.

Aplica un barniz

Las pastas de porcelana fría son resistentes, pero si aplicas barniz a tus flores durarán más en perfectas condiciones. Tú decides si prefieres un acabado mate o con brillo para tus flores de cerámica.

Ya sabes cómo hacer flores de cerámica fría con una técnica muy sencilla y apta para principiantes. En Díez Ceramic ponemos a tu disposición todos los materiales necesarios para empezar a crear tus propias flores de cerámica.

Te animamos a que lo intentes y nos comentes los resultados, estaremos encantados de resolver cualquier duda que tengas, ya sea en los materiales cerámicos como en los procesos de la cerámica.

Deje un comentario