Blog

Cocer arcilla en casa

Cómo cocer arcilla en casa

Modelar arcilla es una actividad creativa con muchos beneficios para las personas de todas las edades. Permite crear todo tipo de objetos a mano o con ayuda de un torno; desde esculturas hasta figuras decorativas, vasijas, platos, cuencos, o regalos originales. Además, es posible cocer arcilla en casa y obtener un resultado perfecto, así que no hay excusa para comenzar a explorar por cuenta propia en el mundo de la cerámica.

Hace unas semanas os hablamos sobre la técnica de hacer flores de cerámica fría en uno de nuestros post, ahora que seguro que domináis esta técnica, es hora de dar un paso mas y probar a cocer vuestra primera pieza de cerámica en casa.

Cómo cocer arcilla en casa paso a paso

La arcilla, después de darle la forma deseada, hay que endurecerla sometiéndola a altas temperaturas. Generalmente se hace en hornos específicos para ello, pero también existe la posibilidad de cocer arcilla en el horno de casa. Eso sí, es fundamental utilizar el tipo de arcilla adecuada que pueda cocerse correctamente con el calor máximo que ofrecen los hornos domésticos. Además, hay que seguir los siguientes pasos:

1. Secar al aire libre

Una vez realizada la figura, escultura o vasija con nuestra arcilla para cocer en casa, hay que dejarla secar al aire libre preferiblemente durante un día entero. Si la pieza está perfectamente seca antes de introducirla en el horno, la cocción será más eficaz y evitaremos que la pieza se estropee, le salgan grietas o se rompa. Se puede dejar reposando al sol para que el secado sea más rápido.

2. Precalentar el horno

Después ponemos el horno a 180 grados centígrados (350 grados Fahrenheit) y dejamos que precaliente. Es importante fijarse en las especificaciones del fabricante de la arcilla, ya que no todos los materiales son iguales. Si queremos cocer arcilla roja en casa, debemos elegir la que menos temperatura requiera, aunque por lo general 180 grados es suficiente para una pieza decorativa si utilizamos arcillas especiales de baja temperatura para cocer en casa.

3. Colocar la arcilla en el horno

Una vez que el horno haya tomado temperatura, colocaremos la figura en la propia bandeja del horno a altura media. La bandeja tiene que estar a la misma temperatura que la arcilla, así que hay que sacarla antes de precalentar el horno.

4. Tiempo de cocción

El tiempo necesario para cocer arcilla en el horno de casa depende del tamaño de la pieza. Las más pequeñas estarán al cabo de una hora, pero es importante estar pendiente de la cerámica e ir controlando cada 15 o 20 minutos, ya que puede ser que estén listas antes del tiempo previsto. La arcilla, al calentarse crecerá un poco en volumen y después regresará a su estado. En ese momento habrá aumentado su dureza y su resistencia.

5. Dejar enfriar sin sacar del horno

Una vez cocida nuestra pieza de arcilla, hay que apagar el horno y dejar que se enfríe dentro, ya que un cambio de temperatura brusco podría dañar su superficie o directamente romperse. El proceso de enfriamiento es lento, llega incluso a unas 8 horas, por eso es mejor hacer las manualidades un día antes de manipularlas.

Otros consejos para cocer arcilla en casa

Además de utilizar una arcilla específica para cocer en el horno de casa, a la hora de trabajarla es muy importante amasarla muy bien antes de comenzar a darle forma. De esta manera nos aseguramos de que no queden burbujas en el interior que podrían arruinar la manualidad. Si quedase alguna burbuja de aire, podría hacer que la figura estallase en el horno y todo el trabajo realizado habría sido en vano.

Finalmente, una vez que hemos terminado de cocer arcilla en casa y la pieza se encuentra a temperatura ambiente ya podemos pintarla o decorarla utilizando pintura de base acrílica.

Deje un comentario